Inventos de la película “Regreso al futuro” que se han hecho realidad

Noelia Tornero Gil, 1ºDN

“Regreso al futuro” es una película ya imprescindible en la historia del cine que hizo soñar a todos aquellos niños que, ahora rondando los treinta, seguramente se hayan dado cuenta de que muchas de las cosas increíbles que descubrió de sopetón Marty Mcfly son ahora comunes en la vida cotidiana. La trama de los filmes relata las aventuras de Marty McFly, un adolescente enviado accidentalmente de 1985 a 1955, momento en el que sus padres se conocieron, y de 1955 al 21 de octubre de 2015, el futuro, la fecha a la que ya hemos llegado.

La segunda parte de la saga fue un oráculo de los tiempos modernos que trató de adelantar en el cine de ciencia ficción cómo sería la tecnología actual, marcando una fecha en el calendario, 21 de octubre de 2015. No podemos olvidar que el largometraje también se centró en dar un punto de vista cómico, pero lo cierto es que se acercó mucho a ciertos aspectos de la vida real, lo que quiere decir que a día de hoy sí estamos disfrutando de determinados dispositivos tecnológicos que, en 1985, aparecieron en esta película como inventos del futuro.

Aeropatín de la película “Regreso al futuro”

Aeropatín

De qué otra manera podríamos empezar el repaso a los inventos que se hicieron realidad si no fuera con el mítico Hover Board.

El monopatín volador ha sido foco de múltiples anuncios falsos, pero, aunque en fase experimental, la compañía Lexus se encuentra trabajando en un dispositivo que controla el movimiento de una forma muy similar al aeropatín de la película: mediante superconductores enfriados con nitrógeno para levitar gracias al magnetismo de unos imanes permanentes que le otorgan la capacidad de deslizarse sin fricción, al menos mientras le dure la batería.

Marty y Doc en el DeLorean

Coches voladores

El emblemático DeLorean es un coche que además de viajar en el tiempo, tiene la particularidad de poder volar. Aunque los viajes en el tiempo son algo imposible que debemos dejar en manos de guionistas y escritores, los coches voladores son una realidad que está logrando traspasar las fronteras de la ciencia ficción.

La compañía eslovaca AeroMobil ya no considera un reto conseguir un vehículo inteligente y autónomo que sea capaz de desplazarse sin necesidad de tener un conductor, por lo que lleva cinco años trabajando en el desarrollo de un coche volador que a la vez pueda conducirse por las carreteras y resulte funcional a todos los niveles. A pesar de que todavía quedan por resolver algunos inconvenientes como encontrar materiales más ligeros y resistentes para su construcción, posibles restricciones legales y el precio elevadísimo de este tipo de vehículos, ya existen prototipos muy prometedores que podrían salir a la venta en 2017.

Biocombustibles

Después de visitar el futuro, el DeLorean regresa con un dispositivo cilíndrico que funciona como fuente de energía y que funciona con desechos orgánicos como cáscaras de plátano y residuos de cerveza.

Aunque la tecnología actual está muy lejos de crear reacciones nucleares a través del material orgánico, sí que usa la basura orgánica para transformarla en biogás, que es un gas combustible que se genera a través de la biodegradación de la materia orgánica. De hecho, existen motores de combustión que utilizan como fuente de energía el etanol obtenido del maíz y otros deshechos orgánicos. Quién sabe, quizás sea cuestión de tiempo que podamos emplear vehículos introduciéndoles directamente la basura en el depósito como hace el Dr. Emmett.

McFly probando las gafas del futuro

Gafas inteligentes

En la película, aparecen muchos de los protagonistas utilizando gafas multiusos, ya sea para ver programas de televisión, consultar la hora o comunicarse con otras personas.

Hoy en día existen inventos similares como Google Glass u Oculus Rift, que son gafas inteligentes de realidad virtual y que permiten una experiencia de inmersión total que también puede ser utilizada en los videojuegos. Estos dispositivos existen hoy en día y, aunque es cierto que aún no se usan de manera masiva y convencional, cada vez se están introduciendo más en la sociedad.

McFly se sorprende ante el holograma de un tiburón

Cine en 3D

El director de la película, Robert Zemeckis, introdujo toda clase de tecnologías y de gadgets que podrían existir en el futuro. En en filme, vemos en una escena a McFly sorprendiéndose tras ver imágenes de la presentación de la última película de Tiburón en el cine, con hologramas muy reales. En el presente, el séptimo arte en tres dimensiones es algo habitual en cualquier cine del planeta aunque necesitemos gafas para verlo. Además, la costumbre de hacer secuelas innecesarias y versiones actualizadas de las películas es algo con lo que Zemeckis acertó de lleno.

Videoconferencias

En 1989, una videollamada parecía algo imposible y futurista. Este tipo de tecnología aparece cuando, por ejemplo, el jefe del McFly le despide mediante este sistema de comunicación. Tanto en entornos profesionales como personales, las videollamadas son el pan nuestro de cada día. Se han convertido en una actividad de lo más habitual en dispositivos como smartphones, tabletas y ordenadores.

Sistemas de control biométrico o reconocimiento táctil

En la película, unos policías utilizan la huella dactilar de Jennifer para abrir la puerta de su casa. En la actualidad, el reconocimiento táctil es algo habitual en los smartphones y también se usa para la seguridad en puertas electrónicas como un gimnasio o similares; un ejemplo de ello sería el Hotel Alma de Barcelona, que ya cuenta con este sofisticado sistema de apertura táctil.

El reconocimiento mediante la huella dactilar ya nos resulta algo bastante familiar y aunque no está igual de extendido que en el momento de la película, el camino nos llevará a ese punto dentro de unos años.

Foto capturas del dron policial en la película

Drones e inteligencia artificial

Aunque no los conocíamos por tal nombre en la película de Regreso al futuro, las máquinas voladoras radiocontroladas y con cámara incorporada sí que son una realidad. En la película, una máquina voladora del diario Usa Today toma fotos aéreas de un incidente en el que McFly se ve involucrado. Aunque su uso por parte de los medios de comunicación esté bastante regulado y prohibido en algunos lugares, empresas como Amazon los utilizan a diario para la entrega de paquetes y será cuestión de tiempo que se masifique su uso.

Además, los protagonistas utilizan ordenadores o computadores que responden de manera inteligente y autónoma. Esta tecnología, aunque aún en pañales, ya podemos encontrarla hoy en día en aplicaciones como Siri, que funciona de asistente personal para responder preguntas y hacer recomendaciones.

Zapatillas autoajustables y ropa con secado incorporado

En la película, McFly consigue unas zapatillas modelo Nike Air Mag que se ajustaban por sí solas sin necesidad de agacharse. En 2011, la firma de zapatillas deportivas Nike lanzó una edición limitada y con un precio un tanto prohibitivo, que emula a las que llevaba el personaje y cuentan con un sistema de autoajuste que no necesita cordones. Los beneficios de esta estupenda idea fueron para la Fundación Michael J. Fox para la investigación de la Enfermedad de Parkinson.
Otra de las grandes predicciones no existe tal y como se muestra en la escena en la que Mcfly aprieta un botón y la ropa se seca automáticamente. Sin embargo, desde hace varios años, existe un material protector que repele el agua y es aplicable a cualquier tipo de material.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *