La OMS confirma que las carnes procesadas son cancerígenas

Carnes procesadas

Avelina Carrión Moreno 1º ABN

El Centro Internacional de Investigaciones sobre el CáncerCIIC, órgano de la Organización Mundial de la Salud, OMS, especializado en el cáncer, ha evaluado el riesgo de padecer cáncer por el consumo de carne roja y de carne procesada.

Los expertos concluyeron que 50 gramos de carne procesada consumida diariamente aumenta el riesgo de cáncer de colon y de recto en un 18%. Esta asociación está comprobada, pero también se vio que puede incidir en el cáncer de páncreas y el de próstata. Consumir carne procesada como salchichas y jamón puede causar cáncer, y la carne roja también puede contribuir a padecer la enfermedad.

El Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer, CIIC, clasifica la carne procesada como cancerígena para los humanos basándose en la evidencia de que consumir estos alimentos causa cáncer del colon y del recto. La carne roja ahora se clasifica como “probablemente cancerígena” y se ha colocado en el grupo 1 de los agentes más cancerígenos, entre los que también están el tabaco, los rayos UV y el alcohol. En su informe, precisa que basa sus conclusiones en literatura científica acumulada y “examinada por un grupo de trabajo de 22 expertos de 10 países”.

Según dijo el doctor Christopher Wild, director de la CIIC, “estos hallazgos confirman las recomendaciones actuales de que hay que reducir el consumo de carne. Al mismo tiempo, la carne roja tiene un valor nutricional importante. Así que estos resultados son importantes para permitirles a los gobiernos y a las agencias internacionales reguladoras que hagan análisis de riesgo para balancear los riesgos y beneficios de la carne roja y la carne procesada para así dar los mejores consejos nutricionales”.

El Grupo de Trabajo del CIIC tuvo en cuenta más de 800 estudios, que investigaron asociaciones para más de una docena de tipos de cáncer con el consumo de carne roja y de carne procesada en muchos países y poblaciones con dietas diversas. La evidencia más influyente provino de grandes estudios de investigación realizados en los últimos 20 años.

El Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC) forma parte de la Organización Mundial de la Salud. Su misión es coordinar y realizar investigaciones sobre las causas del cáncer en humanos, los mecanismos de la carcinogénesis, y desarrollar estrategias científicas para el control del cáncer. El Centro está involucrado en la investigación epidemiológica y la investigación de laboratorio, y en la diseminación de información científica a través de publicaciones, reuniones, cursos y becas.

¿Qué es una carne procesada?

En esta categoría se incluye toda carne transformada por salado, maduración, fermentación u otros procedimientos destinados a realzar su sabor y mejorar su conservación. La mayoría de las carnes procesadas contienen cerdo o vacuno, pero pueden provenir de otras carnes rojas, o de aves, vísceras o subproductos cárnicos como la sangre. Algunos ejemplos son las salchichas, el jamón, los chorizos, otras carnes en conserva, y preparaciones y salsas a base de carnes.

El mayor productor mundial de carne acusa a la OMS de dar un informe inhumano

Incluir a la carne procesada en la misma categoría que el tabaco o el arsénico ha molestado a las compañías de la industria de la carne.

Carnes procesadas

Carnes procesadas

El Instituto Cárnico de Norteamérica ha declarado que el informe de la CIIC desafía el sentido común. Los proveedores argumentan que la carne proporciona proteínas, vitaminas y minerales esenciales para una dieta equilibrada. “Desde hace un tiempo, conocemos la posible relación de la carne roja o procesada con el cáncer de colón”, ha declarado Tim Key, profesor de la Universidad de Oxford en un comunicado de la organización benéfica Cancer Research UK. “Comer bacon de vez en cuando no va a hacer mucho daño. Si se tiene una dieta equilibrada, es cuestión de moderarse”, afirmó. La CIIC respondió diciendo que esas recomendaciones suelen estar enfocadas a las enfermedades de corazón o a la obesidad.

La compañía Shuanghui, empresa privada china y la mayor productora de carne de cerdo del mundo, ha declarado que le parece “inhumano” el informe de la Organización Mundial de la Salud, OMS, que considera que la carne procesada pone en riesgo la salud ya que aumenta el riesgo de sufrir cáncer. El subdirector de marketing de la compañía, Liu Jintao asegura que el informe dice estar publicado por el bien de la salud humana, pero en realidad es inhumano. Jintao recuerda que el aire, el agua, y la carne son esenciales para el ser humano y que sus efectos secundarios no deben ser exagerados. El subdirector agrega: “el procesamiento de carne es parte de la civilización y no debe destruirse poniéndole la etiqueta de cancerígeno”.

La industria de la carne dice que el informe es parcial y que tergiversaron los datos para asegurar que tuvieran un resultado específico. La Asociación Nacional de Ganaderos dijo que los científicos que efectuaron el informe estaban indecisos sobre hacer un vínculo directo entre la carne roja y el cáncer.

¿Tenemos que volvernos vegetarianos?

Mónica Katz, Nutricionista

La nutricionista argentina Mónica Katz pide cautela y aclara, “la carne no es cancerígena, el problema está en el método de cocción”. Cuando cocinamos sobre el fuego directo, se generan entre el fuego y la carne una sustancia que se llama amina heterocíclica que es cancerígena, pero esto se puede evitar marinando la carne con cualquier medio ácido, como una barbacoa o una salsa con limón o balsámico, que reduce estas sustancias en un 50%. También, cocinando en el horno o en el microondas y dando un golpe final a la parrilla.

En cuanto a las carnes procesadas, la experta señala que el problema está justamente en el proceso, que habitualmente incluye ahumado y curado y forma las aminas heterocíclicas. Estos alimentos no son generadores directos de cáncer, sino que elevan el riesgo. Las células tienen mecanismos para frenar el proceso canceroso.

¿Cuántos casos de cáncer al año se atribuyen al consumo de carne roja o procesada?

Según las estimaciones recientes, recogidas por el Global Burden of Diasease Project, una organización de investigación independiente, en torno a 34.000 muertes por cáncer al año en el mundo serían atribuibles a dietas con alto contenido en carne procesada. En cuanto a la carne roja, que aún no se ha probado que sea causa de cáncer. Esta organización considera que podría ser responsable de unas 50.000 muertes al año a nivel mundial, una tasa muy baja en comparación con el millón de muertes por cáncer que produce el tabaco, las 600.000 por consumo de alcohol y las más de 200.000 producidas por la contaminación.

¿Por qué la CIIC ha evaluado los riesgos de la carne roja y carne procesada?

Un comité asesor internacional que se reunió en 2014 recomendó la carne roja y procesada como carne de alta prioridad para la evaluación por parte del Programa de Monografías CIIC. Esta recomendación se basó en estudios epidemiológicos que sugieren que pequeños aumentos en el riesgo de varios tipos de cáncer puede estar asociada con un alto consumo de carne roja o procesada.

Aunque estos riesgos son pequeños, podrían ser importantes para la salud pública debido a que el consumo de carne está aumentando. Aunque algunas agencias de salud ya recomiendan limitar el consumo de carne, éstas recomendaciones están dirigidas principalmente a reducir el riesgo de otras enfermedades. Teniendo esto en cuenta, era importante para la CIIC proporcionar evidencia científica autorizada sobre los riesgos de cáncer asociado con el consumo de carne roja y carne procesada.

No solo la carne procesada causa cáncer

La OMS anunció 116 elementos que pueden provocar la enfermedad y ha publicado una lista completa de los causantes del cáncer. Entre estos factores, a pesar de los conocidos como la carne procesada, el tabaquismo y cabinas solares, también aparecen la fabricación y reparación de calzado y muebles, las bebidas alcohólicas y la alimentación de alto contenido en pescado y otros.

No puedo evitar pensar que todo es perjudicial, las carnes rojas y procesadas pueden producir cáncer, al cerdo y a los pollos les inyectan hormonas, el pescado tiene mercurio, las frutas y verduras pesticidas, etc. Si pensamos en todo esto llegará un momento que no comeremos nada por miedo a enfermar y buscaremos alternativas en alimentos artificiales que sean “sanos”. No se si estamos evolucionando o involucionando, si el progreso no nos llevará a un futuro nada natural o por el contrario el ser humano encontrará el borde del precipicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *