La triste realidad de las personas que tienen que irse de su país

Lourdes Jiménez García, 2º FN

Los procesos migratorios están relacionados a la especie humana y a muchas otras especies se comparan del entorno donde se vive y de un entorno diferente, en el que se compara la vida cotidiana en un país y otro. Actualmente por la facilidad de desplazarse de un lugar a otro, con lo que resulta cada vez más fácil, enterarse de cómo es la vida en otros países.

Países europeos están muchos más desarrollados en el proceso tecnológico de las comunicaciones y de los medios de transporte: comunicación con familiares, actividades económicas, etc.

En el país de procedencia del inmigrante existían ciertos problemas legales para la emigración, creados por el gobierno, que trata de evitar la salida de emigrantes, la mayoría de ellos suelen ser adultos jóvenes en edad de trabajar y al desarrollo del país o establecidos por el propio gobierno.

Inmigración sin papeles.

En la emigración italiana está muy claro porque su emigración tenía que ser a países con idioma diferente, principalmente, a los Estados Unidos, Argentina y  Brasil. Algo distinto sucedió en Francia, donde sus habitantes siempre fueron bastante opuestos a dejar el país, con algunas excepciones con las antiguas colonias.

La tasa de desempleo para los inmigrantes está subiendo más rápido que la de los trabajadores nativos. Los inmigrantes están cancelando sus planes para mudarse y los gobiernos reducen las cuotas de los inmigrantes.

Hace diez años, la inmigración ocupaba en España un lugar central en la política y en los medios de comunicación.

 

Los rescates y las muertes de inmigrantes se repiten en el Mediterráneo. Durante estos meses, la Guardia Costera italiana ha coordinado el salvamento de más de 3.500 migrantes y recuperado los cadáveres de 14 personas. La ruta migratoria este 2016 acumula el mayor número de muertos en la historia con una cifra de 4.200 muertos. Todos ellos intentaban alcanzar territorio europeo a bordo de pequeñas embarcaciones neumáticas de tan solo unos 12 metros de eslora.

Mientras los rescates continúan, desembarcan los cientos de migrantes que han sido socorridos en los últimos meses y los cadáveres de los fallecidos que los guardacostas han podido recuperar. Todos ellos estaban en buen estado de salud, y recibieron atención médica, alimentos, agua y mantas.

Pero no todos corrieron la misma suerte de sobrevivir a las duras condiciones de las travesías por mar, y las historias de sufrimiento se cuentan por centenares. Por ejemplo: Massah, una mujer nigeriana de alrededor de 20 años, superviviente del naufragio vio llegar el cuerpo sin vida de su bebé recién nacido al puerto de Sicilia. Desde que desembarcó en la isla italiana, Médicos Sin Fronteras cuenta que la mujer había pasado las horas mostrando una fotografía de su hijo a todas las personas con las que hablaba, desde la alcaldesa hasta el médico del ambulatorio. Contaba que en el hundimiento de la barcaza no pudo mantener a flote a su hijo, que se le resbaló de entre los brazos.

Aquí os dejo este enlace para que podáis ver como los inmigrantes llegan a la península en pateras.

 

La inmigración y el racismo van unidos de la mano en muchos países. España es uno de los países que mas racismo hay, es una pena que en la actualidad sigue habiendo personas que diferencie a la gente por su lugar de especie.

Un ejemplo actual es sobre Etienne que tiene 16 años y juega en el Club Deportivo Olímpico de Cádiz. Desde hace al menos tres jornadas recibe insultos desde la grada, ocupada por padres de niños del equipo contrario. El Club Deportivo Olímpico de Cádiz, cuyo equipo juvenil milita en categoría regional andaluza, convocó una concentración por los ataques racistas sufridos por uno de sus jugadores de la plantilla, Etienne, con tan solamente 16 años, durante al menos tres jornadas desde que comenzara la temporada. La concentración, bajo el epígrafe ‘Stop Racismo’ ha contado con el apoyo masivo de todos los clubes de fútbol modesto de la capital gaditana, y ha tenido momentos emotivos. El menor ha recibió el brazalete de capitán del equipo mientras era ovacionado por los asistentes, más numerosos que nunca.

Etienne lleva jugando desde que era muy niño con este equipo. “Mientas era pequeño, nadie decía nada. Ahora que tiene 16 años y ya tiene cuerpo es cuando se están produciendo estos insultos”. Lo que ocurre es que Etienne “encima juega bien, juega a las bandas, y pone a tope a los padres de los equipos contrarios”. Para desanimarlo Etienne ha tenido que escuchar en las tres últimas jornadas de liga insultos como “mono, negro de mierda” e incluso imitaciones del sonido de los monos. El público que asiste a estos partidos es prácticamente en su totalidad padres y familiares de los jugadores.

El árbitro comentó que “Estos insultos no son cosa de niños”, subraya, y la solución “no es multar al club en cuyo campo se producen”. La solución es “parar los insultos. Esto no se puede consentir”

Etienne en las últimas semanas está saliendo al campo “pero cuenta, cuando empieza a ser insultado, que está agotado o que está lesionado” para que lo cambien y dejar de jugar por dejar de escuchar lo que le dicen,  el chaval está afectado. Etienne es de Cádiz, se ha criado en Cádiz y ha crecido en Cádiz, apoyándose en el fútbol”. Porque los equipos de fútbol modesto juegan con estos niños desde los 4 a los 18 años. “Esto no son insultos racistas en la liga profesional, que también son intolerables”. “Aquí no se puede consentir que se insulte a un menor en el seno de una actividad deportiva que se supone que es para inculcar unos valores positivos a los niños que los acompañen toda su vida”. Porque lo que temen es que la violencia verbal haga mella tanto en Etienne como en el resto de niños. Y lo peor, es que los insultos racistas provienen de padres que acuden a los encuentros a ver a sus hijos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *