Los beneficios de la escritura

Álvaro Martínez Colmenero, 1º CN

Escritura: acción y efecto de escribir. Escribir: representar las palabras o las ideas con letras u otros signos trazados en papel u otra superficie.

Pie de fotoDesde una visión objetiva tenemos la definición de la RAE, concisa, seca y fría pero detrás de este conjunto de palabras hay mucho más. Para algunos el verbo escribir significa una forma de vida, un método de liberación, una expresión mediante palabras que se quedan plasmadas.

Primero centrándonos en el aspecto más psicológico:

– Escribir puede ayudarnos a superar situaciones traumáticas del pasado, podemos inventarnos una historia, incorporar nuestro problema y buscar una solución o imaginar ese final que nos hubiera gustado que fuera posible. De esta forma ”engañamos” un poco a la parte más emocional de nuestro cerebro, dándole otra alternativa a la que ocurrió de verdad y descargándolo de tristeza o rabia.

– Ayuda en la toma de decisiones; los primeros instantes en los que se plantean las dudas se toman las decisiones correctas, luego vienen los contras, los razonamientos… dejando de lado el impulso instintivo que es el que procede de nosotros mismos. Al escribir pones toda tu atención en esa decisión, en lo que has pensado y en lo que has sentido. Es lo mismo que el truco de la moneda, cuando tienes dos opciones posibles y no sabes cual elegir lanza una moneda al aire, en el momento en el que la moneda está tapada en tu mano sabes perfectamente lo que quieres que salga, si es lo contrario habrá un breve instante de decepción. Solo tienes que seguir tus instintos.

-Para expresar aquello que no podemos expresar cuando las palabras no son suficiente o simplemente no salen y necesitas un medio en el que plasmar todo aquello que te come por dentro. Al escribir vaciamos parte de las emociones que nos desbordan. Las letras pueden componer las líneas más bonitas de despedida, de perdón, de promesas, de sueños… no tiene que quedar bien, solo tiene que servir para expresar.

-Hay estudios que demuestran que la escritura también ha ayudado a nivel psicológico a enfermos de cáncer. En concreto un estudio de Journal of Pain and Symptom Management, reveló que un grupo de pacientes con cáncer que escribieron durante 20 minutos, una vez a la semana, sobre historias de cómo el cáncer los afectaba notaban una mejoría en su salud emocional y les llenaba de bienestar leer sus historias a los demás. Además escribir sobre sus aficiones, sus libros favoritos, cartas que se hubiesen escrito si volvieran a ser pequeños… les servía para llegar a la conclusión de lo valioso de la vida, y de que el cáncer solo es una parte de ella, y que vale la pena luchar.

Teniendo en cuenta una opinión más científica, centrada sobre todo en la escritura a mano:

-La escritura manual potencia nuestro cerebro ya que estimula áreas que se relacionan con el lenguaje, el aprendizaje, la visión y la audición, incluso también áreas motoras. Todo esto se ha conseguido descubrir gracias a imágenes de resonancias magnéticas de las regiones del cerebro que se activan con la escritura manual.

-Este hábito facilita la fluidez a nivel ortográfico y gramatical y también a la hora de saber organiza un texto o discurso.

– Ayuda a fijar conceptos y a trabajar la memoria. A veces no sabemos cómo se escribe una palabra y al escribirla podemos recordarla con mayor facilidad.

-Enlazando con lo anterior, escribir facilita muchísimo el aprendizaje de un nuevo idioma, por la gran cantidad de zonas que se están activando a la vez.

-Es beneficioso incluso para algunos trastornos neurológicos, la habilidad en este tipo de actividad puede ser usada como una herramienta de diagnóstico.

-Retrasa el envejecimiento neurológico o los procesos neurodegenerativos ya que escribir ayuda a mantener la mente activa, hacerla trabajar es el principal punto para evitar este deterioro. Incluso cuando ya hay evidencias de este tipo de enfermedades o estas no están muy avanzadas, los principales ejercicios son para hacer trabajar a la mente, sobre todo seguir escribiendo y memorizando palabras sencillas.

Con esta gran lista de beneficios podemos hacernos una idea de cuan beneficiosa es la escritura para nosotros. Ahora ya no hay excusas para no coger un lápiz y un papel y empezar a poner todo esto en práctica. Mejorar nuestra vida está en la punta de un lápiz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *