Periódico digital, IV época
    Regístrate    Ingresar/Login  
Inicio Archivo Enlaces Foros SabucoRadio SabucoTV
Ingreso
SECCIONES


Ciencia / Tecnología :  ¿Qué son las glaciaciones?
Enviado por damian el 7/2/2005 10:22:38 (6869 Lecturas)
Ciencia / Tecnología

Las glaciaciones son eras geológicas de millones de años, en las cuales, hay un manto de hielo que cubre áreas relativamente extensas de la superficie de nuestro planeta, ocupando éste preferentemente las zonas más frías del planeta.

Damián Martínez Lozano, 1º CN

Durante las glaciaciones, el clima del planeta ha sido relativamente frío; y cuando La Tierra ha estado prácticamente libre de hielo, el clima ha sido ostensiblemente más cálido. Por ello, cuando se produce una glaciación, los glaciares se forman en las zonas polares o de alta montaña, extendiéndose hacia latitudes o altitudes más bajas cuanto más frío es el clima del planeta. Hay una estrecha relación entre las temperaturas del planeta y la superficie cubierta de hielo, siendo el clima más frío cuanto mayor es la extensión del manto de hielo. Estos glaciares pueden ser mantos de hielo que cubren el suelo en las áreas continentales, o bien pueden ser océanos congelados en su superficie.

Las glaciaciones han estado relacionadas con la distribución de los continentes sobre la superficie del planeta. Las glaciaciones se producen cuando los continentes impiden que las corrientes oceánicas procedentes de las zonas intertropicales de clima cálido, bañen las zonas polares de clima frío. En cambio, cuando los continentes ocupan las zonas intertropicales, las corrientes oceánicas cálidas procedentes de dichas zonas bañan las zonas polares sin ningún obstáculo, por lo que el clima de estas zonas se mantienen cálido impidiendo que se congele la superficie de los mares polares. En nuestra actual era glacial, el manto de hielo cubre las zonas polares de ambos hemisferios y las zonas de alta montaña distribuidas a lo largo y ancho del planeta.

El Polo Norte está ocupado por un océano helado conocido como Océano Glacial Ártico. Se trata de un océano polar rodeado de los continentes americano y euroasiático, los cuales impiden la llegada de las corrientes oceánicas cálidas procedentes de las zonas intertropicales. El Polo Sur está ocupado por un continente helado que se conoce como La Antártida. Se trata de un continente, el cual, también impide la llegada de las corrientes oceánicas cálidas procedentes de las zonas intertropicales, y además, alrededor de éste se forma una corriente circular que aleja más aún a las corrientes cálidas.

Los científicos que estudian la atmósfera o los glaciares, tienen indicios de varios periodos en los que los glaciares ocuparon extensiones mucho mayores al actual, y el clima del planeta era mucho más frío. Por lo tanto, ellos afirman que una era glacial se produce a su vez la alternancia de dos periodos muy diferenciados, en lo que respecta a la superficie helada y al clima en el planeta.

Se trata de ciclos que alternan los períodos de retirada de los hielos y una subida de las temperaturas del planeta, con los períodos de avance de los hielos y una bajada de la temperatura. Los periodos en los que los hielos avanzan se denominan períodos glaciasles y en los que los hielos retroceden períodos interglaciales. Estos ciclos tienen una duración aproximada de unos 100.000 años.

En nuestro presente estamos bajo un periodo interglacial, en el que la mayor parte de la superficie helada del planeta se reduce al Océano Glacial Ártico y a La Antártida. Pero hay indicios que señalan la sucesión de varios periodos, en los cuales, los glaciares ocupaban una gran extensión de Euroasia y América del Norte, llegando los hielos a ocupar lo que es actualmente Londres o Nueva York.

Nuestro planeta estaba bajo un periodo glacial hace unos 10.000 años, el cual, había comenzado hace unos 100.000 años. Por lo tanto, dentro de varios milenios se espera un nuevo avance masivo de los hielos, suponiendo que el vertido de gases de efecto invernadero no altere demasiado estos ciclos glacial-interglacial.

Es muy importante señalar que una retirada de los hielos continentales, viene acompañada por una subida del nivel de los océanos, puesto que todo el agua que se funde del hielo es vertida en los océanos. Sucede todo lo contrario, cuando los hielos continentales avanzan, puesto que el manto de hielo se forma a partir de la nieve caída, la cual, procede de los océanos. Los científicos también tienen indicios de variaciones del nivel de los océanos, los cuales, coinciden con los ciclos glacial-interglacial. Por ejemplo, durante el último periodo glacial, el nivel de los océanos estaba unos 60 metros más bajo de lo que están actualmente.

Teoría sobre las causas y avances de las retiradas de los glaciares en las áreas continentales

En lo que respecta a las causas que desencadenan una avance o retirada de los glaciares en las áreas continentales de nuestro planeta, la mayoría de los científicos afirman que se producen éstas debidas a las variaciones producidas de la posición de La Tierra respecto al Sol. Estas variaciones de la posición de La Tierra respecto al Sol, dan lugar a variaciones de la radiación solar recibida por el suelo durante el periodo estival, en todas las latitudes del planeta incluidas las áreas próximas a los bordes de los glaciares.

Estos ciclos de las variaciones de la posición de La Tierra respecto al Sol, se componen de tres ciclos superpuestos. Uno se relaciona con el ángulo de inclinación del eje terrestre respecto al plano eclíptico, otro con la orientación del eje de inclinación respecto a ese mismo plano, y el último con la de la excentricidad de la órbita de La Tierra alrededor del Sol. Éste último es el que más influye en las variaciones de la radiación estival, con una duración de unos 100.000 años y coincidiendo más o menos con los ciclos glacial-interglaciar, por lo que se puede atribuir la relación entre la radiación solar estival y los ciclos glacial-interglaciar.

Cuando en las áreas externas que rodean a los glaciares disminuye la radiación solar estival que recibe el suelo, se forma nuevo manto de hielo porque en verano no se derrite por completo la nieve caída durante el anterior invierno. La nieve que no se ha derretido en verano, se va acumulando año tras año hasta formar un nuevo manto de hielo. Sucede todo lo contrario, cuando aumenta la radiación solar estival en las áreas periféricas de los glaciares, es decir, en cada verano se derrite más hielo de lo que se acumula durante el anterior invierno.

Es muy importante señalar que en un área determinada del planeta, su clima es mucho más frío cuando el manto de hielo cubre su suelo, respecto al clima en esa misma área cuando está libre de hielo. La razón es porque el hielo acumulado en el suelo refleja la radiación solar, impidiendo que ésta caliente el suelo y el aire en contacto con ese mismo suelo.

Por ello, cuando se forma nuevo manto de hielo y aumenta la superficie helada en el planeta, da lugar al enfriamiento del clima planetario. Ese enfriamiento del clima, refuerza a su vez el proceso de formación de nuevo manto de hielo.

Con el retroceso de los glaciares se produce el proceso inverso. La formación de nueva superficie libre de hielo y la disminución de la superficie helada en el planeta, da lugar al calentamiento del clima planetario. Ese calentamiento del clima, refuerza a su vez el proceso de formación de nueva superficie libre de hielo.

También es importante señalar que los ciclos glacial-interglacial, viene acompañada por variaciones de los contenidos atmosféricos del CO2 y el vapor de agua. El CO2 en la atmósfera influye en su temperatura, debido a que dicha sustancia es un gas de efecto invernadero. Pero el vapor de agua, además de tener efecto invernadero, influye en la cuantía y frecuencia de las precipitaciones, puesto que éstas proceden de las nubes condensadas a partir del vapor de agua de la atmósfera. Cuanto mayor es la temperatura, mayor es la cantidad en la atmósfera del CO2 y vapor de agua, y viceversa.

Cuando el clima se calienta, también sube la temperatura de los océanos, los cuales, tienen una menor capacidad de absorber el CO2 de la atmósfera cuando éstos se calientan, por lo que una parte del CO2 disuelto en el agua de los océanos lo devuelve a la atmósfera. Por lo tanto, aumenta la cantidad en la atmósfera de dicho gas cuando La Tierra se calienta, reforzando el proceso de formación de nueva superficie libre de hielo.

Sucede todo lo contrario cuando el clima se enfría, porque también baja la temperatura de los océanos, teniendo éstos una mayor capacidad de absorción de dicho gas, por lo que lo absorbe de la atmósfera disminuyendo su contenido en ésta. Por lo tanto, disminuye la cantidad en la atmósfera de CO2 cuando La Tierra se enfría, reforzando el proceso de formación de nuevo manto de hielo. Los científicos tienen indicios de que los contenidos de CO2 atmosférico, eran menores cuando avanzaban los hielos.

En lo que respecta al vapor de agua, cuando el clima se calienta, se produce una mayor evaporación del agua procedente de las superficies continentales, y sobretodo de los océanos, por lo que aumenta la cantidad de vapor atmosférica cuando La Tierra se calienta.

Una cantidad de vapor de agua atmosférico, supone por un lado un mayor efecto invernadero, reforzando el proceso de formación de nueva superficie de hielo. Pero por otro lado, puede aumentar la formación de nuevo manto de hielo, porque potencialmente puede aumentar la cantidad de la nieve caída sobre las áreas continentales próximas a los glaciares. Por lo tanto, un aumento suficiente de la nieve caída en dichas áreas, puede dar lugar a que toda esa nieve no llegue a fundirse por completo en verano, formándose nuevo manto de hielo. Cuando el clima se enfría, el proceso del vapor atmosférico es el inverso.

Por último, quiero señalar que el avance y retirada de los hielos en la superficie del planeta, se produce principalmente en el Hemisferio Norte, aunque las variaciones de las temperaturas se producen en ambos hemisferios. La razón es porque las áreas continentales donde se acumulan la nieve, están presentes principalmente en el Hemisferio Norte. En cambio, el en Hemisferio Sur, el cual, está ocupado en gran parte por los océanos, no puede avanzar los hielos, puesto que la nieve caída en el mar se funde.

Las variaciones meteorológicas caóticas, como la causa de los ciclos glacial-interglacial

Como ya se sabe, hay una relación entre los ciclos glacial-interglacial y las variaciones de los parámetros astronómicos, las cuales, hacen referencia a la posición de La Tierra respecto al Sol. Pero mi opinión es que también se producirían los ciclos de avance y retirada de los hielos sobre los continentes, en el supuesto caso de que los parámetros permanecieran constantes entre unos valores intermedios a los que éstos oscilan en sus respectivos ciclos.

La razón está en los continuos y caóticos cambios de las condiciones de la atmósfera y de los océanos, producidos a merced de los procesos meteorológicos a los que están sometidos estos dos fluidos, los cuales, envuelven la superficie de nuestro planeta configurando el clima en cada región del mismo.

Se puede observar que en una gran parte del planeta, la temperatura puede variar mucho de un día a otro, o registrarse temperaturas muy diferentes dentro de la misma época del año. La conclusión de todo esto, es que las temperaturas están muy ligadas a los procesos meteorológicos, pudiendo variar ampliamente éstas a merced de dichos procesos.

Habitualmente se repiten con la misma frecuencia a lo largo de un periodo de varios años, cada uno de los procesos meteorológicos propios de cada punto del planeta y época del año. Sin embargo, a lo largo de los siglos o incluso milenios puede haber de manera aleatoria periodos, en los cuales, los procesos meteorológicos poco frecuentes se producen de con mucha frecuencia, dando lugar a importantes cambios climáticos, sobretodo si estos procesos dan lugar a temperaturas extremas.

Respecto a esos periodos de temperaturas extremas, sucede algo muy parecido con la puntuación que se obtiene cuando se tiran dos dados sobre una mesa. Se sabe que la puntuación mínima que se obtiene, es de 2 puntos; la máxima, de 12 puntos; y la intermedia, de 7 puntos. Las tiradas mas frecuentes, son las de intermedias de 7 puntos, mientras que las menos frecuentes son las extremas de 2 y 12 puntos. Pero si se hicieran miles de tiradas seguidas, puede haber de manera aleatoria rachas de tiradas en las que obtienen frecuentemente los 12 puntos, y lo mismo para las tiradas de 2 puntos.

Por ejemplo, el año 1.972 se caracterizó por ser uno de los años más fríos del planeta durante el siglo XX, en el cual, las nevadas fueron muy extensas y cuantiosas en los continentes de Euroasia y América del Norte, produciéndose éstas durante una gran parte de ese año. Años como estos son poco frecuentes, y habría que esperar de nuevo muchos años para que se repitiera un fenómeno similar. Pero una repetición de varios años seguidos como los de 1.972, podría dar lugar a un periodo glacial. Lo mismo sucede con los años extraordinariamente cálidos, y ser la causa de un nuevo periodo interglacial si este fenómeno se produce en pleno periodo glacial.

De manera aleatoria, a lo largo de siglos o milenios puede haber periodos en los que se repitan año tras otro de clima extremo, por remota sea su probabilidad. Estos periodos de temperaturas de clima extremo año tras otro, se pueden comparar con las tiradas de los dados con las sumas extremas de 2 o de 12 puntos. Pero a lo largo de miles de tiradas, puede haber una de estas rachas, por remota sea su probabilidad.

En mi opinión, los periodos aleatorios de clima extremo, producidos a lo largo de siglos o incluso milenios, están relacionados con algunas de las CRISIS CLIMÁTICAS que ha habido en la historia, como el ÓPTIMO CLIMÁTICO MEDIEVAL, o la PEQUEÑA EDAD DE HIELO, o cuando hace unos 5.000 años, el Desierto del Sahara era una sabana tropical con lagos. Incluso la TENDENCIA ACTUAL AL CALENTAMIENTO CLIMÁTICO, podría deberse a la variabilidad natural del clima, pero sin ignorar el papel de los gases de efecto invernadero que se están vertiendo masivamente a la atmósfera, los cuales, están acelerando el actual calentamiento natural del clima de La Tierra.

Durante el “Óptimo Climático Medieval” del periodo aproximadamente entre los años 900 y 1.100 D.C., el clima era más cálido al actual, y permitió el cultivo de la vid en Inglaterra, o la colonización de Greolandia por los vikingos. Sin embargo, durante la “Pequeña Edad de Hielo” del periodo aproximadamente entre los años 1.550 y 1.850 D.C., el clima era mucho más frío al actual, dando lugar a que el río Támesis que cruza Londres o las costas de la actual Holanda, se helara cada invierno. Los glaciares de montaña durante ese periodo, eran más grandes y numerosos, y el Norte de Canadá y la Península del Labrador estuvo cubierta de un manto de hielo.

Del mismo modo que se han producido las Crisis Climáticas durante los últimos siglos, debidas a las variaciones aleatorias de la atmósfera, creo que por probabilidad se producen también crisis climáticas muchos más intensas, durante una escala de tiempo más amplia. Estas crisis climáticas podrían ser lo suficientemente intensas para pasar de un periodo interglacial a un periodo glacial, o viceversa.

Pero las variaciones meteorológicas caóticas, no son suficientes para explicar la cierta regularidad de los periodos glacial-interglacial, con una duración aproximada de éstos de unos 100.000 años. Por lo tanto, mi conclusión final es que es necesaria la conjunción de las crisis climáticas, con las variaciones de la radiación solar recibida por el suelo durante el periodo estival, cuyo ciclo principal dura unos 100.000.

Las variaciones de la radiación solar recibida por el suelo durante el periodo estival, sin la existencia de las crisis climáticas, solo podrían explicar los ciclos glacial-interglacial de unos 100.000 años aproximadamente, las cuales, serían muy poco pronunciadas.

Para un avance de los hielos de grandes extensiones durante en periodo de baja radiación solar estival, es necesaria una crisis climática que den lugar a extensas áreas de los continentes, donde caen cuantiosas cantidades de nieve. De este modo, habría grandes áreas de nieve que no llegan a fundirse del todo durante los veranos, dando lugar un avance de los hielos en áreas extensas.

También es necesaria una crisis climática, para una retirada de los hielos de grandes extensión, pero en este caso la crisis climática sería lo opuesto a las que hay cuando avanzan los hielos en áreas extensas. Tendría que ser una crisis climática que de lugar a ser mucho más extensas las áreas, en las cuales, se funde mucho más nieve de la que se acumula. De este modo, los hielos se retiran en áreas extensas.

Es muy importante señalar que las causas de una crisis climáticas, no se reducen a los remotos periodos, en los cuales, se producen con gran frecuencia los procesos meteorológicos singulares. También hay que tener en cuenta que el equilibrio, en el cual, el clima tiende a permanecer estable, se rompe cuando se producen variaciones ajenas a la atmósfera o a los océanos, dando lugar a cambios climáticos hasta reestablecerse de nuevo el equilibrio en el clima. También un pequeño periodo, en el cual, aleatoriamente se repite mucho alguno de los procesos meteorológicos singulares, puede romper el equilibrio climático del planeta.

Ejemplos de algunas de estas variaciones ajenas a la atmósfera o a los océanos, las cuales, desequilibran el clima, pueden ser las siguientes. Cambios de la distribución de los continentes sobre la superficie del planeta, o de la frecuencia de las erupciones volcánicas que emiten CO2 y aerosoles a la atmósfera, o de la posición de La Tierra respecto al Sol, o el vertido masivo a la atmósfera de los gases de efecto invernadero, e...

Valoración: 4.00 (1 voto) - Valorar artículo -
Versión imprimible Enviar a un amigo Crea un documento PDF con el artículo
Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.
Autor Hilo
Quinn
Enviado: 7/2/2005 18:54  Actualizado: 7/2/2005 18:54
Periodista avanzado
Conectado: 7/10/2004
Desde: Albacete/España
Envíos: 22
 Re: ¿Qué son las glaciaciones?
Damian te lo has currado te mereces el premio Planeta



Buscar en El Sabucazo
Buscar en Google
Google