El chaval que asombró a la Formula I con 21 años

Francisco Chillerón Canales, 2ºDN

 

Lo más importante en la historia de Fernando es que realmente se ha podido cumplir un hecho que prácticamente parecía imposible, incluso a su familia le resultaba imposible que llegase a la élite de la competición debido a sus cualidades y él ha permitido acabar con todo eso y conseguir llegar, porque simplemente se lo ha ganado y ha demostrado ser el mejor.

La inocencia de Fernando con su primer kart

Como todos los niños de su edad Fernando se inició al volante de un kart con solo 3 años, gracias a la afición de su padre Jose Luis, un experto en explosivos que junto a unos amigos le construyo el kart, este era para su hermana, pero viendo el talento de Fernando fue para él.

El chaval enseguida mostró sus habilidades a la hora de conducir, con 6 años ganó su primera carrera y un año después ya era campeón de Asturias infantil. Para dar un paso más en su carrera y dar un paso más en su carrera y en los mejores campeonatos del mundo, Alonso tuvo que trasladarse a Cataluña, con 16 años ya había sido 4 veces campeón de España de karting y campeón del mundo junior, fue gracias a Jenis Marcó, un exportador de karts que financió a un niño muy tímido que luego sorprendía con un volante en las manos. De ahí lo llevaron a Italia para realizarle unas pruebas, Alonso pasó muchos días allí disputando las mejores carreras entre los mejores pilotos europeos. Tras romper todos los records de precocidad en karting “El Nano” como le conocen sus amigos y familiares, dio el salto a la Formula Nissan de la mano de un expiloto de Fórmula 1 Adrián Campos, que buscaba un sustituto para Marc Gené, en la que logró 6 poles y 6 victorias, otorgándole el Open Movistar.

La época dorada de Fernando Alonso

En 2001 Ferrari se interesó por él y Flavio Briatore le ofreció irse a Renault, este se va cedido a Minardi. Debutó en el Gran Premio de Australia donde Fernando pasó a la Formula 3000 y en su primer año fue capaz de ganar una carrera y demostrar su calidad, el asturiano mostraba una capacidad de adaptación a las nuevas categorías impropias de un chaval de su edad, cada vez se acercaba a su sueño de estar en lo más alto. Renault le marcó el camino hacia el éxito y Fernando tenía mucha confianza en sí mismo. Se trasladó a vivir a Oxford y en marzo de 2003 en el Gran Premio de Malasia lograba el mejor tiempo, un record que nunca se había visto en alguien tan joven, tenía solo 21 años, pero el 24 de agosto de 2003 en el circuito de Hungaroring que fue donde ganó su primer Gran Premio. Por primera vez, un español gana un GP de Fórmula 1, España enloqueció tras ver el impresionante año de Alonso. La Fórmula 1 tenía sabor español y el deporte en general de el país estaba de suerte en la época. Fue la confirmación de Fernando, convirtiéndole en leyenda dentro del automovilismo.

En su primera temporada con Renault Alonso acabó 6º con 55 puntos, empezó a crearse un entorno alrededor al piloto asturiano denominado “Alonso manía”, sus éxitos hicieron crecer el interés por la Formula 1 en España. En 2004 Alonso consiguió 4 podios y acabando 4º en el mundial. Pero su verdadera explosión llegó en 2005, el asturiano se desmarcó en la clasificación del mundial desde el principio convirtiéndolo con sus poles en el máximo favorito a pesar de la presión con Raikonen, se dio como el sucesor de Michael Schumacher. Su padre siempre fue fundamental para Fernando, si su padre el piloto no sería lo mismo.

Fernando desatado trás conseguir su primer título mundial

Fernando tras un año de triunfos, es nombrado príncipe de Asturias de los deportes, batió todos los records y hasta llegaron a dedicarle una canción llamada “Magic Alonso” de Melendi. En 2007 fue un año lleno de polémicas, Alonso ficha por Mercedes y su carrera empieza a flojear tras un año de mala suerte, acabando tercero en el mundial. En 2008 vuelve a Renault quedando 5º en una temporada llena de contrastes.

Un cambio en su carrera deportiva, trás la mala suerte

En 2009 fue un año decepcionante para el piloto y decidió abandonar Renault después de 7 años, marchándose a la escudería Ferrari en 2010, terminando el mundial como subcampeón donde se jugaron el triunfo en la última carrera, entre él y Lewis Hamilton. La suerte no acompañaba a Fernando y en 2011 le es imposible luchar por el título, las expectativas eran altas al principio, pero tras unas carreras en Ferrari y en 2012 con un Ferrari F2012 muy poco competitivo, consiguió terminar el mundial como subcampeón por tan solo 3 puntos, arrebatándole Sebastian Vettel el título. 2013 fue un año de sequía y el rey de la pista era Sebastian Vettel, haciendo unas marcas y carreras impresionante, se paseaba prácticamente cada fin de semana por la pista con su Red Bull, dejando a todo el mundo boquiabierto y Alonso quedó en un segundo plano. Después de este 2013 lleno de malas rachas, 2014 sería su último año en la escudería Ferrari para Alonso, regresando complicadamente a su antiguo equipo Mclaren, con Button de compañero de equipo donde un así, es un año de déficits para el equipo, a pesar de todo esto Fernando se mostraba totalmente humilde y optimista, su carácter cara al público y prensa no variaba tan fácil.

Fernando se marcha de Ferrari

Fernando en 2016 decide unirse a un difícil y duro proyecto que fue la fusión de el equipo Mclaren con Honda, donde la adaptación llevaría mucho tiempo al piloto dándole últimos puestos y varias retiradas en mitad de carrera que darían mucho que hablar en España sobre el cambio brusco de conducción de el piloto, manejando un coche prácticamente en estado de pruebas era imposible alcanzar las primeras posiciones de carrera, tras un par de años Fernando tiene plena confianza en hacer crecer a ese equipo para estar entre los 10 primeros y si es posible llevarlo a lo más alto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *